COMPARTE CONMIGO EL EXTRAORDINARIO MUNDO DE LAS HADAS


 
 

martes, 24 de abril de 2012

Reino Humano




El reino de la décima jerarquía es el mundo de la energía danzante. El conocimiento nuevo es suspendido aquí, empujando hacia delante y retirado hacia atrás. La voluntad libre domina aquí, esto lo hace difícil para la planta, el hombre y el animal.


Aquí el hombre puede decidir, puede partir el mundo por la mitad, aislar la unión, en el camino de la búsqueda del Supremo; puede jugar con los poderes y prestar atención a lo divino; puede distinguir lo bueno de lo malo.


Puede dar la vuelta a las energías, las puede separar, unir de nuevo, puede probar y afilar las espadas, puede cambiar y obrar en el calor y en el frío, puede abandonar el medio, puede amar u odiar.


Así se trata y se transforma de nuevo la energía en la rueda del renacimiento, que gira eternamente. Morir y devenir, desvanecerse y ser, a través de esto, el alma humana se purifica.


Lo divino tiene todo el tiempo del mundo pues reposa en la eternidad. Pero en cada uno de está el brillo del Supremo. Y así rumorean los ágoras, que despertarán a su debido tiempo, entonces la libertad no quedará muy lejos.

  
Y así ayudan al hombre todas las entidades. – no importa lo que venga, lo que fue -, que se encuentran en el camino, en la suerte consciente divina. Así el hombre esperado será venerado y nacerá la época dorada.



DESARROLLO DE LA HUMANIDAD  SEGÚN LA JERARQUIA ESPIRITUAL



1- Jerarquía cósmica: Sol central, Alfa y Omega. Guardián  cósmico silencioso: Infinita, Espíritu sagrado cósmico; San Eolo, Cristo cósmico, Maitreya (divino).

2- Jerarquía solar: Sistema Solar, Madre y Principio, Guardián solar silencioso: Circulata.


3- Jerarquía planetaria: Guardián planetario silencioso: Inmaculata, consejo del Karma: Compuesto por muchos seres de luz y maestros/as ascendidos, por ejemplo: la virgen María, Palas Atenea, Kuan Yin. Pareja soberana del mundo: Sanat Kumara y Venus, el buda cósmico Maitreya, Buda: Buddha Gautama.


4- Maestros del mundo: Jesucristo, Zaratrustra, Kuthumi, Djwal Khul, Hermes Trismegistos, Thot, Lanton, Maha Choan; guía de los siete rayos cósmicos. La siete sendas de iniciación del hombre. El hombre medio, el hombre inconsciente, instintivo. El desarrollo de los seres humanos es de la persona-animal a la persona-persona, para concluir en la persona-dios, la persona autorrealizada a través del sendero de la iniciación, mediante las jerarquías espirituales y seres divinos hacia la unidad.






martes, 10 de abril de 2012

Gaea Madre Tierra




En el principio reinaba el caos, una masa desordenada en la que no había ni arriba ni abajo. De él surgió Gaea (greco-romano) o Gaia (latín), diosa y madre ancestral de la Tierra. Dio a luz al Cielo por encima suyo y al oscuro Espacio por debajo, que más tarde se convertiría en el Inframundo.


Gaia, la divina Tierra, le dio el cielo a Urano y el Inframundo a Tártaro. Entonces nació Eros, el dios masculino del amor que, en lo sucesivo, seria la fuerza motriz de toda la Creación. A partir del caos, aún fueron creados arriba las ninfas, los espíritus de las montañas y de las fuentes.

  
Del caos, surgieron abajo la Noche y sus criaturas. Gaia dio a luz al Mar (Ponto), la marea masculina o pleamar y la femenina o bajamar, así como a los Nixen, los hijos de los mares. De la oscura Noche, salieron el Aire (Aither) y el Día (Hermeros), y así en lo sucesivo la luz y la oscuridad podrían alternarse, con lo cual sólo el Día pertenecía a los mortales.

  
La luz cósmica y el fuego sagrado estaban destinados únicamente a los dioses y diosas, ya que ellos son los Luminosos, los Fuertes, los Inmortales. Así son los inicios del mundo en la mitología griega. Gaia (latín) procede del término griego Gaea, que significa Tierra.

  
Los atributos de Gaia son el Cuerno de la Abundancia, frutas y niños. Es la diosa Tierra y la diosa Madre, la diosa Ancestral y la abuela de todos los dioses. Es la madre universal, de su regazo toda vida y engendró a los Titanes Urano, Ponto y Tártaro sin un compañero masculino.

  
Se corresponde con la Terra Mater romana, la Madre Tierra, que es un ser vivo. El planeta es su cuerpo, el aire es su aliento y sus mares, ríos, lagos y arroyos son sus vasos sanguíneos, que sustentan la tierra y la hacen fértil. Su energía, fuerza y fuego habitan ocultos en las profundidades de su interior.


Es la madre de muchos hijos y proporciona también un hogar a muchas otras formas de vida que no han nacido de ella. En ciclos eternos surge de ella todo lo visible y vuelve de nuevo a ella. Al principio, los hombres vivían en armonía respetando a la Madre Tierra y a todas las formas de vida.

  
Los animales y las plantas eran sus hermanos y hermanas. Desde entonces, muchos seres humanos se han alejado de esa unidad. De la patria madre surgió una patria padre, a la que es posible conquistar y es comparable en la tierra. Gaia quería convertirse en algo sobre lo que los seres humanos pudieran gobernar.


Los tesoros de Gaia se habían convertido en mercancías y eran terreno de juego para los espíritus desarraigados y desalmados. Todo esto le hizo mucho daño a ella y a otras formas de vida y, por consiguiente, también a nosotros, como parte de su legado.

  
Los restantes pueblos de la Naturaleza son los guardianes de la Tierra y podemos tomarlos como ejemplo. Cada vez más personas reconocen la profundidad de la Naturaleza y regresan a la Madre Tierra y a sus auténticos dones. Inician un nuevo intercambio con Gaia.



martes, 3 de abril de 2012

Animales Mágicos El Cuervo



Animal del Reino Mágico. Los cuervos y las cornejas – se dicen – que eran al principio de la creación de un blanco brillante y hermoso. Primero con el diluvio y el fuego y posteriormente a causa de la caída de la humanidad de la unidad con Dios, se quemaron y se volvieron de color negro.



El cuervo se considera un animal del crepúsculo, se encuentra al mismo tiempo asociado al Sol y a la Oscuridad, y por eso puede acompañar a los seres humanos por el mundo. Está en contacto con los ángeles, los elfos de luz, los elfos de la oscuridad, los trols, brujas, magos, los seres que cambian de aspecto, demonios, entre otros.




El cuervo es portador de noticias de los mundos, Superior, Intermedio e Inferior. Se considera un ser protector y también se le ve como animal de los muertos y de los antepasados, que transmiten mensajes de aquellos reinos en los que se encuentran. Los cuervos poseen conocimientos acerca de las cosas más maravillosas, ponen la antigua sabiduría al alcance de la maneo y conocen conjuros secretos y fórmulas mágicas.




Entienden el lenguaje de los seres más diversos de la tierra. Las brujas y los magos se transforman a menudo en cuervos y cornejas para poder viajar durante la noche protegidos y sin ser vistos. Los muertos que durante su vida fueron proscritos y malvados pueden adoptar el aspecto de un cuervo.




El cuervo puede cambiar de aspecto y ser un animal espiritual. Otorga saber, sabiduría y guía en caminos insólitos. Puede hacerse invisible y predice la vida, la muerte y todo lo que hay entre ellas. Además, tiene poder sobre la vida y la muerte y anuncia el tiempo.



Lucha valerosamente contra las fuerzas oscuras y vigila tesoros insospechados. Ver un cuervo puede significar un buen inicio para un nuevo proyecto. Cuervos sobre la casa anuncian riñas y peleas;  si vuelan tres veces sobre la casa, algo se estropea; si están sentados durante un largo rato sobre el tejado, alguien va a ponerse enfermo.




El graznido alto de un cuervo significa guerra, disgustos, e infortunio. Soñar con un cuervo herido o que lloran pueden anunciar una perdida, preocupaciones y hostilidad. Un cuervo feliz significa noticias insólitamente afortunadas.


Entradas populares