COMPARTE CONMIGO EL EXTRAORDINARIO MUNDO DE LAS HADAS


 
 

jueves, 5 de agosto de 2010

Hadas de los Árboles



La magia de los árboles, además de ser los pulmones del planeta exhalando oxígeno, también nos proporciona su mayor riqueza su madera. Además constituyen el hábitat de miríadas de criaturas, visibles e invisibles, y generan muchas medicinas. Con las raíces en la tierra, los troncos por encima y las ramas en el cielo, los árboles suelen ser simbólicos. En los viejos tiempos, los sacerdotes mágicos llamados “charmanes” viajaban al mundo de los espíritus para obtener información y para luchar por su tribu en la batalla, y los árboles representaban un mapa los mundos sutiles. Sus raíces están en el Inframundo de los espíritus ancestrales, sus troncos en el Mundo del Medio, donde se encuentras los espíritus y las hadas.



Los árboles son seres individuales, profundamente sabios, cada árbol constituye un portal hacia el otro Mundo, y representa un hogar para muchas hadas, además del espíritu particular del árbol, que recibe el nombre de “dríada”. Los árboles adoran a los niños y éstos, a su vez, se sienten atraídos por los árboles, juegan debajo y se suben encima. El sueño de los niños es tener una casita en un árbol. El juego de los niños es como un imán para las hadas, pues sus energías son ligeras, puras y brillantes, y los árboles representan un refugio maravilloso y un centro de este interfaz entre los mundos. Existen muchas hadas que se cuidan de los árboles como pueden ser; el Hada Sauce, el Hada del Rowan, el Hada de la Manzana, el Hada del Espino, el Hada de la Encina, el Hada del Muérdago, El Hada del Avellano, el Hada del Acebo, el Hada del Saúco, El Hada del Fresno, el Hada del Abedul, el Hada del Haya, el Hada del Tejo, el Hada de la Endrina, el Hada del Aliso, el Hada del Pino.



El Hada del Sauce: Puede ser gruñona y difícil como “El señor de los Anillos”, donde El Viejo Hombre Sauce durmió a los Hobbits y casi los asesina. Este Hada puede abandonar el árbol por la noche para perseguir a los viajeros murmurando y farfullando, esto es para asustarles. El sauce posee una profunda sabiduría. Es muy místico y sintoniza en todo el planeta, con la música de las aguas. El ácido salicílico, utilizado para fabricar la aspirina, proviene del sauce, y sus elfos están vinculados al conocimiento de las hierbas medicinales y a la curación. Si te acercas a él con respeto, el sauce será un maestro maravilloso, y si lo escuchas te susurrará. El mejor momento para comulgar con este espíritu a través de sueños significativos es la noche.


El Hada del Rowan: La planta del Rowan es fuerte y protectora, femenina y mágica. Cuenta un mito nórdico que la primera mujer fue creada a partir de una Rowan, mientras que el primer hombre fue creado de la ceniza. Los druidas usaban incienso hecho de está madera para invocar a los espíritus. La influencia del Hada del Rowan es tan enraizadora que puede dejarte conectado al Otro Mundo sin perder el ancla de este. El Rowan te protege contra la superstición y fomenta una actitud positiva. Se cultiva cerca de las casas para obtener protección y visión. Repele a los intrusos, aunque fomenta el intercambio entre los mundo del ser. Para obtener sus poderes lleva sus frutos en el bolsillo y llévalos donde el agua y la tierra se unan, y podrás recibir inspiración para escribir poesía u otras cosas.



El Hada de la Manzana: Es extremadamente bella y puede ser seductora. Según la tradición Celta la manzana era la fruta de los dioses, y el manzano está asociado a muchas criaturas mágicas. El unicornio vive debajo y, en primavera, la dulce flor de la manzana constituye un hogar para muchas hadas que propagan una atmósfera de amor y felicidad. Los dones de este hada son eterna juventud y belleza, también nos alienta a disfrutar de todo tipo de placeres sensuales.





El Hada del Espino: Junto con la encina y el fresno, el espino constituye la “tríada encantada”. El espino es el árbol de las hadas, pues representa un portal hacia los mundos encantados y su magia es muy fuerte. El espino que florece en primavera representa la corona de novia de la joven Diosa. El espino, por tanto, sugiere una unión: del Sol y la Luna. Este hada ofrece purificación, satisfacción, protección y fertilidad. La mejor forma de acceder a ella y a sus dones es manteniendo una postura arraigada y práctica.




El Hada de la Encina: La encina adorada tradicionalmente por los Celtas y los druidas, es uno de los árboles más sagrados. El Hada de la encina es muy poderosa y ofrece fuerza y resistencia a cualquiera que se quede en su aura. Todas las encinas son metrópolis de hadas y cada bellota guarda su propio duende. Llevar una bellota fomenta en contacto con el mundo de las hadas. La encina esta asociada a muchos dioses por todo el mundo, como Zeus y Thor. También ha servido de refugio a muchos reyes y héroes, mitológicos y reales, y está vinculada a Herne el Cazador. El Hada de la Encina aporta coraje y fortaleza de corazón, nos puede aportar estabilidad y una alegría permanente.




El Hada del Muérdago: El muérdago crece en el manzano, aunque los druidas lo apreciaban cuando crecía en la encina. Se consideran que sus frutos eran el semen del dios que fertilizaba la Tierra, así que creían en un matrimonio sagrados entre estos. Crece sin tocar el suelo, por eso se cree que el muérdago es una especie de símbolo del momento de la reencarnación, de la entrada al tiempo, y es muy valorado como fuente de sabiduría, como la fertilidad de la mente. El Hada del muérdago es muy sabia y nos puede enseñar a hacernos invisibles y a fundirnos con el fondo para observar con mayor agudeza. Junto con la encina el muérdago ofrece imágenes de futuro y lecciones sobre el hogar y el propósito auténtico del alma.



El Hada del Avellano: Hazel es el duendecillo voluble, profundamente sabio: portador de visión y de ráfagas de inspiración. Esta Hada puede ayudarte a obtener conocimiento individual y a desarrollar la intuición para ver las cosas con mayor profundidad. El avellano guarda los secretos de la Tierra, y nos pude enseñar cosas sobre las varita mágicas y las corrientes del interior de la Tierra, conocidas como líneas Ley. También fomenta la meditación y confiere elocuencia a los que las respetan y la honran.



El Hada del Acebo: El acebo es otro de los árboles sagrados de los druidas, y en invierno lo introducían en sus casas para que sirviera de refugio a las hadas. Al igual que la encina este árbol constituye un hogar para muchos duendecillos, y su espíritu es guerrero y guardián. Si meditas cerca de un arbusto de acebo, tal vez recibas el aviso o el aliento de su hada.



El Hada del Saúco: El saúco es un árbol de principio y final, de nacimiento y muerte, así que su Hada es un espíritu de transformación y de cruce de umbrales. Suele imitar el aspecto de una anciana, nos enseña qué escoger y qué desechar. Puede proporcionarnos un potente vínculo con la Madre Diosa y el contacto con otras hadas. También asume el papel de figura materna dentro del bosque. Posee la sabiduría de la Bruja y la magia más profunda.



El Hada del Fresno: Este Hada es andrógina y ambigua, portadora de gran misticismo y poder, conecta con muchas cosas: este mundo y el Otro Mundo, lo masculino y lo femenino, y diversas ideas. El Hada nos puede enseñar equilibrio y unidad en la diversidad. También nos puede dar el don de la poesía, pues tiene la capacidad de evocar ideas y asociaciones que eluden la mente consciente. Ya que este árbol va asociado a todo tipo de comunicaciones.



El Hada del Abedul: Se la considera la “Dama de los bosques”. Estar cerca del Hada del abedul aporta claridad mental. Te ayudara a liberarte del estrés y a confiar en ti. El abedul es una potente energía femenina que aporta fe y alegría. Sin embargo, su Hada puede enfadarse si dañas algún árbol cercano, apreciara más que cualquier hada, que cuides un poco la vida salvaje como contrapartida.



El Hada del Haya: A está hada se la considera una reina, conocida como; “Madre de los bosques”, sus dones son la prosperidad y la sabiduría, y puede conceder deseos a los que la perciban conscientemente. Nos ayuda a liberarnos de ideas rígidas y a progresar en la fe y la apertura.



El Hada del Tejo: Los tejos son inmortales, ya que sus ramas se pueden enraizar. Suelen estar plantados en los cementerios y están asociados a la muerte, el renacimiento y los misterios de la iniciación. El Hada nos aporta el aliento de la impronunciable antigüedad, procedente de los sombríos bosques donde el sol no entra jamás. La sabiduría del Hada del tejo supera las palabras. Nos crea una conexión con lo eterno, aportando conocimiento ancestral, y constituye una puerta de entrada para generaciones futuras.



El Hada de la Endrina: La endrina no es el Hada más amable. Es un arbolito parecido al espino, pero antes y forma un arbusto. La endrina iba asociada a la “Diosa Oscura” o a la mala suerte. Posee algunos dones, pues puede ayudarnos a liberar emociones fuertes, esto podría convertirse en una experiencia purificadora que nos abrirá el camino a nuevas perspectivas.



El Hada del Aliso: Esta asociado a la creación de los humanos, pues según la leyenda irlandesa el primer hombre fue creado a partir del aliso y la primera mujer, de la planta Rowan. Este árbol tiene el don de no morir en el agua, así que se utiliza en la construcción de puentes. El Hada del aliso puedo volar con el aspecto de un cuervo. Podría darte todos los secretos necesarios para una buena defensa, podría enseñarte a buscar presagios en el vuelo de los pájaros y a desarrollar el don de la profecía.



El Hada del Pino:
Es un espíritu realmente anciano, pues los pinos son confieras, unas de las plantas más antiguas. Su hada puede ser solidaria y un poco melancólica, pero su presencia es sanadora y puede desterrar la negatividad. Ha visto muchas cosas, y adora ver como desaparece la desconfianza. El viento en los pinos alienta un nuevo futuro que puede ayudarte a dejar tus errores atrás, pues el pasado no es más que el pasado.





EL ÁRBOL QUE ME PROTEGE
Olmo: Bonachón (12/1 al 24/1) y (15/7 al 25/7)
Mensajero de los dioses, meditar junto a él alegra el ánimo. Este nativo es atractivo y esbelto. Fiel a su pareja, adora la familia y es muy generoso. Los nacidos en enero tienen gran sentido del humor, aunque detestan que no se les dé la razón. Sufre leves malestares pero se recupera enseguida. Dirigente nato con gran olfato para los negocios. Color: Amarillo.


Este es mi árbol, el que según la cultura Celta me pertenece, busca el tuyo en Horóscopo Celta, en este blog. Y descubre que árbol te protege a ti.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares