COMPARTE CONMIGO EL EXTRAORDINARIO MUNDO DE LAS HADAS


 
 

martes, 21 de febrero de 2012

Animales Mágicos El Caballo



Animal del Reino Mágico, por lo general del Mundo Superior. El caballo ha sido creado del viento. Está vinculado con el viento, las nubes y el cielo. Originariamente, era la forma de manifestación de una divinidad, que conducía a aquellos que estaban preparados a los reinos superiores, su reino.


Los caballos están en contacto con los ángeles, elfos de la luz, los mensajeros de los dioses y los maestros, pero también con demonios y príncipes del infierno. Alrededor del caballo se arremolinan muchas familias de espíritus de la naturaleza para servirle. Los caballos blancos y los caballos negros son los portadores de las figuras de la luz.


Los caballos de colores diversos y con manchas, son los acompañantes de los duendes y se les compra fácilmente diciendo: “Los necios y los petimetres cabalgan sobre caballos con manchas”. Los caballos oscuros que resoplan con ollares (orificios de la nariz) encendidos y ardientes ojos rojos son portadores de espíritus malignos, seres de las tormentas, demonios y guías de los muertos.


Manchas blancas sobre la frente como estrellas, copos, llamitas, florecillas, rayas de anguila en el lomo, botines en las patas, son marcas de animales portadores de buena suerte y se consideran rasgos distintivos de especial belleza. Las yeguas con botines altos se cree que son especialmente fértiles. Los caballos con una pata delantera y otra trasera con una cruz encima, se consideran peligrosos.


Los caballos viven en diversas formas y variantes, repartidos por todo el mundo. Se subdividen de numerosas maneras: existen caballos blancos que se subdividen a su vez en caballos blancos de plata, grises, negros, azules y rojos; además también hay caballos negros pelirrojos y marrones. Estos cuatro colores principales del caballo se asociaban antiguamente a los cuatro elementos y a los cuatro humores.


Los caballos blancos representan el flexible elemento del Agua y la flema, la pereza; los caballos negros son los representantes de la Tierra y se consideran melancólicos; los pelirrojos representan el elemento Fuego y el temperamento colérico e irascible, los marrones representan el Aire y el temperamento sanguíneo y despreocupado. El caballo posee muchas características mágicas.


Con sus ojos lo ve todo diez veces más grande y pueden ver hondamente en el futuro, pasado y presente. Es una individualidad mental y posee intensos poderes mentales como lealtad, valor, inteligencia, orgullo, alegría, tristeza que sabe expresar. Como animal de la verdad, puede reconocer a una persona los auténticos poderes. Puede resucitar a muertos con lo que ha estado profundamente unido en vida. Domina el idioma y puede aconsejar a su dueño.


Toma parte en la vida humana. Aparece para ayudar en la batalla contra la oscuridad y el mal. Posee poderes sobrenaturales: el primer salto le alzó de la tierra, el segundo le llevó a las puertas del  infierno y la muerte y el tercero a las puertas del cielo. El caballo es un animal que conduce y también un animal de tiro en el carro del sol. Hay caballos mágicos con ayuda de los cuales se pueden llevar a cabo maravillas.


A las hadas se las ve mucho con unicornios y caballos blancos porque revitalizan de nuevo el paisaje con la dorada fuerza de los caballos. Las vírgenes y princesas se transforman a menudo en caballos blancos. Las tareas de los caballos son complejas y se representan en muchos mitos, leyendas y narraciones de este mundo. El caballo es el guía de la vida y los seres humanos deben escucharle, ya que puede profetizar.


Cuando el caballo relincha en la oscuridad es que ve a la muerte. Un relincho continuo del caballo es una advertencia de una desgracia inminente. Cuando pierde una herradura en una ocasión especial (como en una boda), anuncia infortunio. Soñar con caballos significa el regreso de un viaje. Si se sueña con un caballo marrón significa un admirador o cliente. Aquel que sueña con un caballo blanco experimenta fortuna.


8 comentarios:

  1. Buenos dias hadita bella,que precioso tu post de hoy,mi pasión o una de ellas jeje,los caballos seres magicos,algun dia quiero poder tener uno : )

    Pasa una bonita tarde!!

    Besitos de mi alma a la tuya.

    ResponderEliminar
  2. Hola mi querida alma buena es preciosa la historia de los caballos y las imágenes realmente hermosas me encantan los caballos cuando niña tuve mucha cercanía con ellos son realmente hermosos y muy nobles con sus amos, amiga esta entrada es realmente preciosa bueno como todas las que los dejas, pura magia, entrar a tu mundo es salir iluminada con el alma flotando al menos a mi eso me pasa cada ves que visito este blog precioso mi amiga de corazón.
    Besitos de luz feliz martes amiga mía te quiero mucho estás siempre en mis pensamientos.

    ResponderEliminar
  3. Ay Hadita guapa siempre me han encantado los caballos pero no tenía la menor idea de todo esto, es una delicia leerte.

    Besos

    ResponderEliminar
  4. hola amiga,cada vez que entro a visitarte siempre me voy con una leccion aprendida jajajjaj,sabes,me encantan los caballos y ahora comprendo por que me parecen magicos,los que mas me gustan son los blancos y los negros azabache,si es que son preciosos amiga y dan esa sensacion de libertad cada vez que se los observa.

    te dejo besotes amiga y te deseo una muy feliz semana!!!!!!

    ResponderEliminar
  5. Me viene estupenda esta entrada, porque me gusta meditar y ultimamente se me aparecian caballos blancos y negros y alguno tirando de un carruaje, pues ya me voy haciendo una idea.

    Me ha encantado!

    Besos dulce amiga.

    ResponderEliminar


  6. Pasa un grato fin de semana…

    Envolviendo sentimientos
    en suaves telas de terciopelo
    para elevarlos al universo
    entre nubes de caramelo.

    Un beso al viento

    María del Carmen

    ResponderEliminar
  7. Lindo essa postagem sobre esse seres magníficos.
    Tenha um lindo final de semana.
    Beijos de luz.
    Lua

    ResponderEliminar
  8. Que hermosas imagenes, me encantan los caballos.

    Como siempre preciosas las historias que nos cuentas.

    Un abrazo. Laura.

    ResponderEliminar

Entradas populares