COMPARTE CONMIGO EL EXTRAORDINARIO MUNDO DE LAS HADAS


 
 

Poemas de Hadas





ME ENCONTRÉ CON UN HADA

Hallábame en un prado
entre flores rodeada,
donde mis pensamientos
se juntaron con los tuyos,
era una tarde como tantas otras
iluminada por el Sol,
entristecida en mi corazón
vino a consolarme un ser
lindo, hermoso,
me infundio confianza
y comenzó a entonarme una
canción que me hizo estremecer,
ese ser maravilloso se presentó
como el Hada de los bosques,
que viéndome sola y apesadumbrada,
vino animarme con sus
armas de Hadas, para calmarme
las ansias de tristeza,
me recogió una revoltosa lagrima,
que dejo en una flor,
que con orgullo me miro
hasta lo creáis o no, me sonrió.




Rosana Martí





LOS SUEÑOS

El hada más hermosa ha sonreído
al ver la lumbre de una estrella pálida,
que en hilo suave, blanco y silencioso
se enrosca al huso de su rubia hermana.
Y vuelve a sonreír porque en su rueca
el hilo de los campos se enmaraña.
Tras la tenue cortina de la alcoba
está el jardín envuelto en luz dorada.
La cuna, casi en sombra. El niño duerme.
Dos hadas laboriosas lo acompañan,
hilando de los sueños los sutiles
copos en ruecas de marfil y plata.



Antonio Machado




SUEÑO INFANTIL


Una clara noche
de fiesta y de luna,
noche de mis sueños,
noche de alegría.
¿Era luz mi alma
que hoy es bruma toda,
no eran mis cabellos
negros todavía?,
el hada más joven
me llevó en sus brazos
a la alegre fiesta
que en la plaza ardía.
Soy el chisporroteo
de las luminarias,
amor sus madejas
de danzas tejía.
Y en aquella noche
de fiesta y de luna,
noche de mis sueños,
noche de alegría,
el hada más joven
besaba mi frente...
con su linda mano
su adiós me decía...
Todos los rosales
daban sus aromas,
todos los amores
amor entreabría.



Antonio Machado








PEQUEÑO POEMA INFANTIL


Las hadas, las bellas hadas,
existen, mi dulce niña,
Juana de Arco las vio aladas,
en la campiña.
Las vio al dejar el mirab,
ha largo tiempo, Mahoma.
Más chica que una paloma,
Shakespeare vio a la Reina Mab.
Las hadas decían cosas
en la cuna de las princesas antiguas:
que si iban a ser dichosas
o bellas como la luna;
o frases raras y ambiguas.
Con sus diademas y alas,
pequeñas como azucenas,
había hadas que eran buenas
y había hadas que eran malas.
Y había una jorobada,
la de profecía odiosa:
la llamada Carabosa.
Si ésta llegaba a la cuna
de las suaves princesitas,
no se libraba ninguna
de sus palabras malditas.
Y esa hada era muy fea,
como son feos toda mala idea
y todo mal corazón.
Cuando naciste, preciosa,
no tuviste hadas paganas,
ni la horrible Carabosa
ni sus graciosas hermanas.
Ni Mab, que en los sueños anda,
ni las que celebran fiesta
en la mágica floresta
de Brocelianda.
Y, ¿sabes tú, niña mía,
por qué ningún hada había?
Porque allí
estaba cerca de ti
quien tu nacer bendecía:
Reina más que todas ellas:
la Reina de las Estrellas,
la dulce Virgen María.
Que ella tu senda bendiga,
como tu Madre y tu amiga;
con sus divinos consuelos
no temas infernal guerra;
que perfume tus anhelos
su nombre que el mal destierra,
pues ella aroma los cielos
y la tierra.



Rubén Darío





FANTASIA DE PUCK

El hada pequeñita
de las piedras preciosas
que vive en un coral
busca al gnomo que habita
la corteza rugosa
de un antiguo nogal.
Y, juntos, de la mano
para hacer travesuras,
aquella noche van,
como hermana y hermano,
por las sendas oscuras
de la selva ideal…
Detrás va su cortejo
de dudas y sospechas…
Y una marcha triunfal
saluda al crimen, viejo
que ruge y canta endechas
con su voz de puñal.
Van los presentimientos
junto a las intenciones…
Con los recuerdos van
los malos pensamientos,
las locas tentaciones
ahogadas al brotar.
Todo lo que hay de sueños
de otra vida perdido;
lo que pasó o vendrá.
Vagas curvas de ensueños:
lo que casi no ha sido…,
lo que tal vez será…
Va, callado, cruzando
el cortejo discreto
por la selva ideal…
¡Viene el día temblando…;
va a romper el secreto
la aurora al despuntar!…
Mas sólo vio, al mostrarse,
una burbuja sobre
las olas del mar…
Y una cara borrarse
en la corteza pobre
del antiguo nogal.



Manuel Machado






EL UNICORNIO HERIDO

El Unicornio herido por la tristeza
galopa por la constelación
llevando incrustado en su cuerpo
los sueños inmenso del amor.
El Unicornio se pierde entre las estrellas
dejando una estela multicolor
su silueta se refleja en la luna
que solitaria y triste lo llama al pasar.
El Unicornio viaja sin parar
recorriendo planetas y astros
buscando aquel paraìso de amor
que un dìa de su mundo desapareciò.
El Unicornio con su bella estampa
galopa sin mirar atràs,
pero en su viaje infinito
siempre retorna al lugar
donde un dìa,el amor se esfumo
consumido por la indiferencia.



Galvarino Orellana






MI UNICORNIO AZUL


Mi unicornio azul ayer se me perdió,
pastando lo dejé y desapareció.
Cualquier información bien la voy a pagar,
las flores que dejó no me han querido hablar.
Mi unicornio azul ayer se me perdió,
no sé si se me fue, no sé si se extravió…
Y yo no tengo más que un unicornio azul,
si alguien sabe de él, le ruego información:
cien mil o un millón yo pagaré.
Mi unicornio azul,
se me ha perdido ayer,
se fue.
Mi unicornio y yo hicimos amistad,
un poco con amor, un poco con verdad,
con su cuerno de añil pescaba una canción,
saberla compartir era su vocación.
Mi unicornio azul ayer se me perdió,
y puede parecer acaso una obsesión,
pero no tengo más que un unicornio azul
y aunque tuviera dos, yo sólo quiero aquél.
Cualquier informacion la pagaré.
Mi unicornio azul,
se me ha perdido ayer,
se fue.




Silvio Rodríguez





EL VAMPIRO


En el regazo de la tarde triste
Yo invoqué tu dolor...Sentirlo era
¡Sentirte el corazón! Palideciste
Hasta la voz, tus párpados de cera
Bajaron... y callaste... Pareciste
Oír pasar la Muerte...Yo que abriera
Tu herida mordí en ella —¿me sentiste?—
¡Como en el oro de un panal mordiera!
Y exprimí más, traidora, dulcemente
Tu corazón herido mortalmente,
Por la cruel daga y exquisita
De un mal sin nombre,
¡hasta sangrarlo en llanto!
Y las mil bocas de mi sed maldita
Tendí a esa frente abierta en tu quebranto.
¿Por qué fui tu vampiro de amargura?
¿Soy flor o estirpe de una especie oscura
Que come llagas y que bebe el llanto?


Delmira Agustini




1 comentario:

  1. ¡Ojalá hubiera descubierto antes tu blog! Adoro todo lo que tiene que ver con las hadas

    ResponderEliminar

Entradas populares