COMPARTE CONMIGO EL EXTRAORDINARIO MUNDO DE LAS HADAS


 
 

viernes, 20 de enero de 2012

El Hada de los Dientes





La leyenda de la hada de los dientes es una parte encantadora de nuestra cultura. Los niños sueñan con recibir un regalo especial o dinero de esta hada en particular, encantadora y mágica, algunos la llaman Ratoncito Pérez, como España e Hispanoamérica, en Venezuela y Méjico la llaman El Ratón (La Souris). En Cataluña una región de España “Els Angelets”, en Italia y Quebec se la conoce como “Fatina” y a veces es sustituida por un ratón llamado “Topino”,  en países de habla francesa como (Francia, Bélgica, Suiza, Luxemburgo, Marruecos y Argelia …) se la llama “Los Dientes del Ratón”. En Irlanda a esta hada se la conoce como “Annabogle”, siendo esta tradición mucho más reciente. Los adultos recuerdan con cariño el Hada de los Dientes como una fantasía infantil maravillosa de su juventud, y pasan este bello ritual a sus hijos con la misma fantasía que ellos lo recibieron. 




En la mayoría de los hogares, el hada de los dientes aparece con la oscuridad,  viene a visitar a un niño cuando pierde lo que comúnmente se llaman dientes de leche. Los padres ayudan a sus hijos mostrando donde tienen que colocar el diente perdido, debajo de la almohada para dormir o en un soporte especial o una almohada hecha sólo para el Hada de los Dientes. Entonces, el hada de los dientes les visita durante la noche, e intercambia el diente por un regalo o recompensa monetaria.


El Hada de los dientes es una fantasía hermosa, pero ¿Cuáles fueron sus orígenes? 


Se dice que hace muchos años en el país de las hadas, vivía una madre hada con sus tres hijas, a los cuales adoraba, las mayores muy hacendosas y aplicadas, tomaban nota de la lección dada por su madre hada. La pequeña jugaba y reía, se pasaba el día haciendo lo que más le gustaba, jugar, inventar historias,  se imaginaba como serían los niños de otros países. Así que poco practicaba el arte de la magia y sus hermanas iban muy avanzadas.




Un día estaba contemplando las estrellas su madre vino a verla y le dijo; tus hermanas están haciendo grandes progresos pero a ti tan sólo te gusta jugar y divertirte e imaginar otros mundos de niños. – Lo sé madre -, pero a mí no me gusta mucho la magia, si que me fascina volar y hacerme invisible en la oscuridad, pero me gustaría ser una niña normal.  Pensó que la madre hada se molestaría cuando dijo esto. Sin embargo, su madre la abrazo con cariño, - mi joven y dulce hija, eres muy especial y tienes habilidades que los niños humanos no tienen. - Lo sé madre -, pero no tienen amigos y les gusta jugar como a mí, me encantan los niños. Cada vez que se ríen mis alas aletean de alegría, cada vez que cantan mis pies bailan, cada vez que lloran les daría un beso y decirles que todo va bien.  




Sabes madre ayer me fui a un país lejano y una niña en su cuarto estaba muy asustada porque se le había caído un diente de leche, fui y le di un beso de hada, y a pesar que no podía verme se puso de inmediato mejor. – Así que en vez de practicar el arte de la magia ¿has estado visitando a los niños de otros lugares? – le preguntó su madre. Si madre, lo siento si te he decepcionado. Su madre le dio un beso y le dijo; “Nunca me has decepcionado hija mía” Voy a pensar en cómo sacar provecho a tus habilidades, ahora vete a la cama, hablaremos en otro momento. El hada se fue a la cama soñando con sus maravillosos niños. Al día siguiente a la hora de sus prácticas allí estaban las tres hermanas, y la madre dijo; todas habéis aprendido la lección del arte de la magia y ahora quiero conocer las habilidades que habéis adquirido y cómo las vais a utilizar. El hada pequeña se puso muy nerviosa al oír esto, pues sabía que sus hermanas se habían aplicado mucho más que ella. 




Y preguntó a la hija mayor y está le dijo; Yo soy el hada más cualificada de todas nosotras, así que, voy a reorganizar las estrellas y los planetas del sistema solar, este será mi trabajo. – Eso es un trabajo muy importante – dijo el hada madre.
Y ahora pregunto lo mismo al hada mediana, ¿Cómo vas a utilizar tus habilidades de hada? Y dijo; he practicado una habilidad muy especial de la cual estoy muy satisfecha e ilusionada. Uniré a dos personas solas en el mundo, haciendo que las chispas vuelen hacia ellos invisibles para crear así lo que he llamado Amor. Miro a su madre para su aprobación. La madre la miro sonriente y le dijo asintiendo, este es un trabajo muy importante.  Ahora le tocaba el turno a la pequeña hada, ¿y tú mi pequeña hijita, cual será tu trabajo? El hada quedo pensando y pensando sin saber que decir, sus hermanas se la miraban con gran sorpresa pues su habilidad era toda una incógnita para ellas.




Su madre miro a sus hermanas y les dijo; vuestra pequeña hermanita ya ha encontrado su habilidad me lo contó todo anoche. La pequeña hada miro extrañada a su madre pero calló. 
La madre siguió diciendo; tú la mayor de mis hijas te encargaras de la Luna y las estrellas, la mediana de generar Amor. Y mi pequeña hadita hará el trabajo más importante de todos, volará entre los niños, hasta que crezcan cuidará de ellos, cuando se les caiga el diente de leche capturando así el tesoro de la infancia, les llevará monedas y regalos para que no tengan miedo y se asusten por la perdida del diente.




Así vuestra hermana pequeña traerá los dientes al País de las Hadas, donde tú la mayor los organizaras como estrellas, nacidos del Amor que creó vuestra hermana mediana, es por esto que vuestra hermana pequeña tiene un trabajo importante que hacer. 
La pequeña no daba crédito a lo que estaba escuchando de los labios de su madre. Era perfecto. Su destino era ser el Hada de los dientes, y así nació este entrañable personaje.







17 comentarios:

  1. "El hada de los dientes" aun me acuerdo cuando mi madre y mi hermana mayor me lo decian cuando se me caia un diente o tenia que ir al dentista y siempre me taria algun regalito,que dulce y luego yo le contaba la misma historia a mi sobrina jeje...
    Pero gracias, mira no lo sabia como se le llamaba en otros sitios ni tampoco esa historia tan bonita que has relatado...

    Bella hadita que tengas dulces sueños.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. No lo habia escuchado nunca esta leyenda... como bien has explicado aqui en España le conocemos como el Ratoncito Pérez... pero sabes? creo que me gusta infinitamente más pensar que una hadita tan hermosa y tierna viniera a visitarme cuando se me cayera un diente... siempre es más mágico que un ratoncito, por muy simpático que fuera.

    Besitos mediterráneos.

    ResponderEliminar
  3. El ratoncito Pérez era al único ratón al que no le tenía yo miedo (todo por la pasta, jaja). Ahora bien, coincido con Gala es que es mucho más bonito que venga una hadita guapa a hacer el canje.

    ¿Si te salen las muelas del juicio, cosa que no tengo (¿por qué será?), se puede considerar como una segunda infancia y viene y me trae algo?.

    Besos

    ResponderEliminar
  4. hola amiga,es la historia mas tierna que he escuchado sobre el hadita de los dientes de leche,si aun recuerdo los mios cuando se me cayeron y pasaba el raton perez,asi lo llamaba yo,claro que si hubiera escuchado esta historia cuando era pequeña,la de esta tierna hadita,seguro que me quedaba despierta toda la noche para sentir su presencia jajajjaj.

    siempre me sorprendes con estas historias maravillosas.

    te dejo besotes de colores y te deseo un feliz fin de semana!!!!!

    ResponderEliminar
  5. La madre valoro a sus hijas por igual, dandoles la importancia que merecían. Todo está encadenado y vamos todos unidos por la misma cadena.

    Nunca pude hacer lo del Ratoncito Perez, ni hijo le cogió miedo porque decia que como una cosa tan pequeña iba a llegar al timbre de la puerta para llamar. Y no hubo manera de convencerle, no me dejó que pusiera ni un diente debajo de la almohada.

    Buen finde, linda amiga, muchos besos.

    ResponderEliminar
  6. das magia por que trasportas a quien te lee a la niñez

    ResponderEliminar
  7. Mi querida Rosana: He pasado un rato entretenido leyendo tu entrada, me ha recordado a mi infancia cuando mi madre me contaba bonitos cuentos de hadas.
    Pero en cuanto al hada de los dientes... es la primera noticia que tengo, a mí, cuando de me caía algún diente, lo metía debajo de la almohada y era el Ratoncito Pérez el que me dejaba una propina.
    Nunca he ahondado en este tema, pero ya veo que en cada sitio tiene un nombre distinto. Gracias.
    Te dejo un fuerte abrazo.
    kasioles

    ResponderEliminar
  8. Que historia mas tierna, me encanto!!!!

    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Que dulce su blog.

    Feliz semana saludo desde…
    Abstracción textos y Reflexión.

    ResponderEliminar
  10. Hola Rosana , paso por aquí para darte las gracias por tu bonito comentario del otro día en referencia al poema de Morgana "Son Tus Ojos" tu blog es precioso y he pensado que si a ti no te molesta me quedare aquí para ser seguidora tuya vale besos de Lm.

    ResponderEliminar
  11. Hola mi querida amiga que divertido no tenia idea lo de las hadas de los dientes yo la conocía como el ratoncito, que bueno lo de la hadada es mas bonito, muchas gracias amiga por compartir las leyendas tan bonitas.

    Abrazos y besos del alma querida y dulce amiga muchas gracias por todo lo que me mandas, pronto te escribo vale.

    ResponderEliminar
  12. Sabía de la existencia del hada de los dientes pero no conocía su origen. Como toda leyenda me ha encantado descubrir su historia. Además las imagenes como siempre, me han encantado.

    Un abrazo enorme!

    ResponderEliminar
  13. gracias por regalarnos tan bella y tierna leyenda querida y admirada poetisa, besinos miles con todo mi cariño.

    ResponderEliminar
  14. Rosana, no sabía de esta leyenda
    ¡¡¡sabía que un duende de dientes
    Pero, esta no, que hermosa
    Todos en esta vida, tenemos un cometido, una misión...
    Gracias por compartila
    beso de luisa

    ResponderEliminar
  15. Que linda historia Rosana ... tan mágica como tu blog ... yo si creía en el hada de los dientes porque no me gustaba eso del ratón Pérez XD

    ResponderEliminar
  16. Quando era criança jogava os dentes de leite no telhado, e pedia para que a fada viesse buscar e me trouxesse a sorte, rs.

    Amei saber mais sobre a "Fada do Dente".
    Tenha um bom dia amiga.
    Beijos brilhantes.
    Lua.

    ResponderEliminar
  17. En mi pais le llamamos el ratoncito Miguel. estoy de acuerdo en que una hadita es mejor. Preciosa leyenda no la habia es cuchado antes. Graics por compartirla.
    Que blog tan lindo tienes!!

    ResponderEliminar

Entradas populares