COMPARTE CONMIGO EL EXTRAORDINARIO MUNDO DE LAS HADAS


 
 

miércoles, 15 de junio de 2011

Cómo Ver a las Hadas del Viento




Las sílfides son quizá las hadas más fáciles de ver, pues están por todas partes. Muchas huirán de los lugares en los que haya habido mucha maldad, y las que se queden allí se preocuparán más de limpiar y de sanar que de la comunicación humana; tampoco suelen recibir favores. Aparte de esto, las sílfides están allí dondequiera que las respires.

 



• Para facilitar el contacto con estos maravillosos seres, súbete a la cima de un monte, preferiblemente en un día despejado, cuando el aire esté fresco y fluido. Abre el corazón a la pureza de la brisa y hazte consciente de cada roce, de cada caricia, de cada murmullo. El aire se queda quieto a veces y sientes un remolino de brisa alrededor de los hombros y de tu pelo, que te señala la proximidad de una sílfide. Mira las nubes de cerca, buscando figuras y formas. ¿Qué te dicen? Intenta que las nubes adquieran la forma que quieras; puedes hacerlo también desde tu ventana. Si así ocurriera, es probable que tengas un contacto telepático con las sílfides.




• Volar una cometa es otra forma de aproximación a las sílfides. Observa la cometa jugando con el viento, siente el tirón y la parada, la bajada en picado y el salto. Mientras vuelas la cometa, probablemente pases más tiempo mirando el cielo que muchos otros días. Sintonízate con las formas de los vientos y de las hadas que otorgan poder.
• Otra de las cosas que puedes hacer agradar a las sílfides es toca una flauta. O silbar una melodía cuando estés sentada bajo un árbol. Elige un día en calma para hacerlo y disfrutar repitiendo la melodía unas cuantas veces. Enseguida sentirás una ligera brisa y las hojas o el polvo se arremolinarán con la llegada de las sílfides.

 

• Las hadas del viento pueden imitar el aspecto de un pájaro o de una mariposa. Para indicar su presencia suelen dejar como regalo una pluma o el aroma de su fragancia. En cualquier caso, serás afortunada, pues tu diálogo con las sílfides habrá comenzado.

 

  
 

12 comentarios:

  1. me gusta lo veo tu blog hermoso

    ResponderEliminar
  2. hola amiga,me has traido recuerdos de cuando me sentaba en las tardes de verano debajo de un arbol que tenia en el patio de casa y alli me gustaba sentir la brisa y hasta jugar con las formas de las nubes,no se si senti la presencia de las hadas del viento,pero que paz me regalaban aquellas tardes de veranito bajo la sombra de aquel arbol de moras blancas.

    estare atenta a las brisas y los sonidos del viento,quien sabe un dia descubo en ellos a las hadas del viento!!!!

    besitos de luz amiga y pasa un hermoso dia!!!!!!!

    ResponderEliminar
  3. Y las sílfides son guapísimas y delgadas (yo cuando adelgazo digo: "me he quedado como una sílfide").

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Me has demostrado la cantidad de veces que he sentido a las Slífides sin pensar que ellas querían comunicarse conmigo... a partir de ahora, cuando vuele una cometa o sienta el viento, intentaré verlas e intercambiar sentimientos.

    Gracias por este regalo tan mágico que nos entregas en tu casa más especial.

    Besos, guapa!

    ResponderEliminar
  5. Me ha gustado tu entrada, llena de sensibilidad como siempre. Se nota que eres toda una poeta. A mi las silfides me encantan, de hecho, de pequeña siempre soñaba despierta con ser una de ellas.

    Un abrazo y un beso enorme.

    ResponderEliminar
  6. Un placer llegar al pais de las hadas, te dejo mis saludos
    y feliz semana.

    ResponderEliminar
  7. Qué lindos consejos para ver a las hadas del viento. Estaré prestando atención cuando salga a la calle... encima ahora hay más viento, porque está viniendo el invierno, jeje. Así, a estar atenta! A ver si me da suerte cruzarme con un hada de estas :)


    Un besote enorme AMIGA ♥ fELIZ JUEVES!

    ResponderEliminar
  8. QUE HERMOSA ENTRADA QUERIDA AMIGA ES REALMENTE MÁGICO ESTE BLOG SE SIENTE LA PRESENCIA DE LAS HADAS Y TUS ESCRITOS QUE SE METEN EN EL CORAZÓN AL LEERLO MUY HERMOSO.
    BESITOS QUERIDA ROSANA QUE ESTÉS MUY BIEN.

    ResponderEliminar
  9. Subiré a esa montaña esta mañana, haber si es verdad, ya hasta me gusta soñar cuando te leo...un besote preciosa

    ResponderEliminar
  10. Ahora se porque cuando subo al monte me siento tan feliz. Son ellas que bailan y cantan conmigo.

    Besos enormes mi preciosa Rosana. Un abrazo con lazos de felicidad.

    ResponderEliminar
  11. Vuelvo para contestarte que yo también intuyo cual es tu relato.
    Desde que lo leí, pense que tú serías la utora del 4º "Una visita inesperad". Me gustó mucho el cuento y por tus maravillosos cuentos de hadas, te ví reflejada en el relato....
    Me habré equivocado???

    ResponderEliminar
  12. ¡Amo las hadas! Gracias por compartir tu sabiduría! Por aquí estaré, leyéndote!
    Cariños...

    ResponderEliminar

Entradas populares