COMPARTE CONMIGO EL EXTRAORDINARIO MUNDO DE LAS HADAS


 
 

martes, 19 de abril de 2011

Leyenda de San Jorge



En el antiguo Beirut, la gente de la ciudad llevaba mucho tiempo atemorizada por un dragón que vivía en una caverna junto a un lago estancado. Cuando los humos nauseabundos del lago llevaban volando a la ciudad, las gentes le echaban la culpa al dragón. Comentaba que antes o después la terrible criatura les atacaría. Para mantenerlo tranquilo empezaron a darle de comer dos ovejas diarias, el dragón de no acercó nunca a la ciudad, pero, evidentemente, seguía instalado muy cerca de ella, esperando periódicamente su comida gratuita.



Los ciudadanos no tardaron en quedarse sin ovejas, pues eran muy pobres. El dragón estaba acabando con sus pocos recursos y empezaron a asustarse. Acudieron al rey rogándole que le salvara la vida. “Le hemos dado mil ovejas al monstruo y sigue sin marcharse, - le dijeron -. ¿Qué podemos hacer? El rey se sentó con la cabeza entre las manos, y después de mucho pensar tomó una decisión terrible. “Debemos darle nuestros hijos como alimento” – dijo a los horrorizados ciudadanos -. Es la única forma de salvar nuestra ciudad.



Las víctimas fueron seleccionadas mediante una espantosa lotería. Cada niño recibió un número; todos los martes se extraía un número, y un niño era separado de sus desconsolados padres y atado junto a la guarida del dragón. La ciudad no necesitaba vapores nocivos para envenenarse, pues la invadió el horror y el dolor. Los rostros empalidecieron y los vecinos se miraban con recelo, pues ninguna familia sabía cuándo le llegaría el turno de sufrir este terrible destino.

 


Al cabo de tres meses se habían sacrificado doce niños y cuando Jorge entró cabalgando en la ciudad había doce familias de luto. Hubo una gran conmoción en el palacio porque, sin que el rey lo supiera, su propia hija había insistido en recibir un número y el suyo había salido elegido ese día. En ese preciso momento la joven princesa estaba atada junto a la guarida del dragón, esperando que el monstruo la devorase.



“Mi hija, mi única hija, mi preciosa niña rubia”, lloraba el rey, intentando librarse de sus asistentes para salvar a su niñita.
“Su majestad, está obedeciendo a vuestro propio decreto; además, es demasiado tarde. A esta hora el dragón se habrá hecho con ella”, - le dijeron, algunos de ellos secretamente contentos de que el rey estuviera sufriendo los efectos genuinos de su mandato.




Al oír esto, Jorge montó sobre su caballo y acudió galopando a la guarida del dragón, en la que estaba atada la joven. Los ciudadanos lo vieron desde lejos, llenos de temor y de emoción. Cuando Jorge vio al dragón, desmontó. Miró al dragón a los ojos y se situó entre el dragón y la aterrorizada niña. “Tus días de comer carne humana han llegado a su fin – dijo Jorge -. Ríndete ante mí y te perdonaré la vida”. Para asombro de todos los que lo vieron, el enorme dragón bajo su gran cabeza mientras le salía humo de sus enormes narices.
“¡Acaba con esta tontería!”, - dijo Jorge -, inclinándose ante la princesa y desatándola. “Mi señora – dijo -, espero que sea mejor soberana que su padre”.



Jorge tomó un lazo del pelo de la princesa, lo ató al cuelo del dragón y, juntos a la feliz niña, llevó la bestia a la ciudad. Los ciudadanos se alegraron inmensamente, y Jorge fue debidamente recompensado. Algunos años después la princesa se casó con un príncipe de un país vecino y el dragón, ya domesticado, formó parte de la procesión de su boda. Sin embargo, ¡nunca se confiaron tanto como para dejarlo jugar a solas con sus hijos!

 

El significado de está historia nos cuenta, que lo único que debemos temer es el miedo al propio miedo. Ya que fue el mismo miedo, un miedo injustificado, lo que dejó a los ciudadanos sin sus ovejas y después sin sus propios hijos. Su propia estupidez y cobardía fueron el origen del dolor y de la impotencia. El dragón de esta historia cumple las expectativas, pero cuando alguien se enfrenta a él se comporta como un cordero. Enfrentarnos a nuestros miedos es una lección dura del espíritu de fuego, que nos hacen ver que éstos sólo proceden de nuestro interior.

 




9 comentarios:

  1. Preciosa leyenda, conocía otra versión (la de Cataluña) en la que aparece también una rosa).

    Besos y feliz semana.

    ResponderEliminar
  2. Querida Rosana,
    una leyenda que me ha estremecido,pero valio la pena llegar hasta el final, pues la conclusión es la que me rondaba.
    ¿Por qué nadie le plantaba cara al dragón?
    El miedo nos lleva a comenter demasiados errores. El mundo es para los valientes.

    Un beso con estelas de estrella.
    TQ. Todo esta bien y yo pensativa.

    ResponderEliminar
  3. Preciosa leyenda, no la conocía y me ha encantado. Preciosas tambien las imagenes que has puesto como acompañamiento.

    ¡Un abrazo y un beso muy grande!
    ¡Feliz semana santa a todos!

    ResponderEliminar
  4. preciosa leyenda amiga de san jorge,uno de los santos mas poderosos que tenemos.

    hace muchos años teniamos en la oficina donde trabajaba su imagen y siempre que lo necesitabamos le pediamos a el y la mayoria de las veces nos cumplia nuestros deseos.

    gracias por compartir esta bella leyenda amiga.

    te dejo un fuerte abrazo apretadito y sigas disfrutando de esta semana de pascuas!!!!!

    ResponderEliminar
  5. Me ha encantado la leyenda Rosana, y el final tiene una moraleja fantástica. El miedo paraliza, no hay q temer hay q enfrentarse. Sólo así se vence.
    Un abrazo, gracias por compartir cosas tan hermosas.
    Feliz día.

    ResponderEliminar
  6. Hola querida Rosana,ha sido un placer recordar esta historia de San Jorge,y bellas imágenes..Los dragones son lindos, en mitología,lo unico que no me gusta de este animal, es la bocanada de fuego que aflora de sus fauces,pero como solo es leyenda,se les puede hacer frente...Es siempre un placer leer tus post...Que pases una feliz semana santa.Besos

    ResponderEliminar
  7. ¡Tu blog es una maravilla!

    Con tu permiso te enlazo en el mío

    ResponderEliminar
  8. Querida Rosana, preciosa leyenda, me gustan los cuentos.
    a mis nietos les gusta escucharlo, bueno ya no tanto estan creciendo.
    maravillosa entrada por el mensaje que nos dejas.

    ___**_**Querida Rosana
    _**___**Que el gozo de la
    _**___**_________****resurrección
    _**___**_______**___****nos rescate
    _**__**_______*___**___**de la soledad,
    __**__*______*__**__***__**la impotencia
    ___**__*____*__**_____**__*y la
    ____**_**__**_**________** desesperación
    ____**___**__** y nos transporte a un mundo
    ___*___________* de fortaleza,
    __*_____________* belleza y
    _*____0_____0____* felicidad.
    _*_______@_______* te dejo todo
    _*_______________* mi cariño
    ___*_____v_____*Felices Pascuas
    _____**_____**Que Dios te bendiga
    _______*****_____Besitos
    (``★.¸(``☆.¸ ¸.☆`´)¸.★`´)
    «´¨★.¸¸.*Noemí*.¸¸.★´¨`»
    (¸.★`´(¸.☆`´ ``☆.¸)``★.¸)

    ResponderEliminar
  9. Qué linda historia pero imaginaba que sab Jorge tenía algún poder y sólo lo miró a los ojos. Un abrazo

    ResponderEliminar

Entradas populares