COMPARTE CONMIGO EL EXTRAORDINARIO MUNDO DE LAS HADAS


 
 

viernes, 21 de enero de 2011

La Encantadora Pradera Rosa



Hace muchos años, antes de todos los tiempos, no había gente, ni animales sobre la Tierra. Las praderas estaban cubiertas de aburridas hierbas y de setos secos. La Madre Tierra anhelaba expresar la belleza de su interior y ponerse un vestido brillante encantador.  “Los duendes de muchas flores maravillosas moran en lo profundo de mi interior – se dijo a si misma -. Me gustaría que salieran a la superficie y dieran brillo a mis ropas. Sueño con flores tan blancas como las nubes estivales y tan azules como el cielo despejado; con flores amarillas y naranjas como el mediodía brillante, y con flores moradas como la medianoche aterciopelada.”




Una rosa escuchó su lamento y le suplicó que no se preocupase. “Saldré sobre tu mano, querida Madre – le susurró - ; lo pondré hermoso”. Así que salió a bailar a las praderas, pero el demonio del Viento la localizó. “¿A qué juegas? – gruño - . No la consentiré en mi patio”. Jadeó, resopló, rugió y silbó hasta que la dejó completamente aplastada, y su espíritu regreso a la Madre Tierra.
Los espíritus de las flores amaban a su madre, y uno a uno se ofrecieron a salir para decorar su manto; uno a uno fueron extinguidos y huyeron, una vez más, a su corazón.



Por fin Pradera Rosa se ofreció a salir. “Mi querida niña, es tu turno – dijo la Madre Tierra -. Eres tan dulce y pura que incluso el demonio del Viento te amará. Estoy convencida de que no te expulsará de los prados”.
Así que Pradera Rosa comenzó su largo viaje hacia la luz, y la Madre Tierra rezó para que tuviese éxito en esta ocasión.
El demonio del Viento la vio desde lejos, y empezó a rugir. “¿Quién se atreve a ponerse en mi camino? – grito -. ¿Por qué vienes a mi patio?. Voy a expulsarte, como hice con los demás”. Sopló en su dirección, gruñendo y rugiendo, pero al tomar la inspiración más profunda para generar su ráfaga más fuerte, olió la dulce fragancia de Pradera Rosa y una gran calma le invadió.




“¡Vaya, que aroma tan maravilloso! – se susurró a si mismo -. No puedo aplastar a una criatura tan encantadora.
No puedo estar sin ella. ¿Qué puedo hacer para gustarle y qué se quede conmigo?. Seré suave y silencioso. La acariciaré con suavidad y le cantaré. Así se quedará”. Desde ese día el demonio del Viento dejó de ser demonio. Se convirtió en un espíritu amable que cantaba canciones alegres, y las hierbas de la pradera bailaban a su paso. Al ver que la pradera estaba a salvo, las demás flores encontraron la forma de salir a la superficie desde la oscuridad de la tierra para florecer con más gloria aún.



El manto de la Madre Tierra relucía con todos los colores que existen y su corazón se llenó de alegría. El viento aprendió a adorar a las flores, a sonreír con regocijo ante la dulzura de sus rostros y a pellizcar suavemente sus pétalos. La valentía y la belleza de Pradera Rosa cambiaron el aspecto del mundo para siempre.
El viento a veces se vuelve bullicioso, golpea los capullos y grita fuerte. Pero después se acuerda de su querida Pradera Rosa, se calma y se vuelve dócil de nuevo. Jamás le haría daño a nadie que llevase un manto de color de Pradera Rosa. La belleza le cautivó y la adoró por siempre.



Esta historia demuestra que la belleza y la amabilidad pueden ser fuertes que cualquier cosa, incluso que la tempestad. Pradera Rosa no tiene ningún poder, aparte de su dulzura y del encanto de su aliento, pero por el simple hecho de estar ahí transforma al demonio en un ser que aporta música y alegría a la Tierra. Tiene coraje de ser ella misma. Ésta es la esencia de las hadas florales, que transforman diariamente nuestro mundo con su mera presencia. Son un símbolo de la generosidad que yace en el corazón de la Madre Tierra, y una prueba viviente de que el amor lo puede conquistar todo.

 

FIN







7 comentarios:

  1. Que hermosura de leyenda Rosana...Me ha faltado poco para dormirme..Ha sido un placer leerla amiga... besos y felicidades por tan linda entrada..Buen finde

    ResponderEliminar
  2. pero que leyenda mas tierna amiga,me encanto la dulzura de pradera rosa,como con su fragancia y su dulzura logro conquistar al temido viento,menos mal amiga que puedo cautivarlo con su encanto para que dejara de rugir y asi nos acarecie con su suave brisa.

    gracias por regalarnos estos preciosos cuentos de hadas que siempre llevan su magia y su encanto.

    un abrazo bien apretadito y te me abrigas amiga que hace mucho frio!!!!!

    feliz fin de semana!!!!!!

    ResponderEliminar
  3. Preciosa historia Rosana, con una gran morleja, la presencia, el amor, la amabilidad de Pradera Rosa, conquistó al demonio viento y lo transformó por completo. Gracias por compartir cosas tan bonitas con todos nosotros. Un abrazo y felicísimo fin de semana.

    ResponderEliminar
  4. tan lindo!!! cortita y hermosa de leer.
    verdad que nuestro mundo es bellísimo! todas las plantas, los árboles y flores... hermoso. quizás deberíamos tomarnos mas tiempo en el. salir de estas paredes muertas.
    o deberíamos ver la belleza de esta pradera rosa mas frecuentemente, para cuidarla :D
    bello mi nena hermosa!!:D
    como va todo?? ya sabes que cualquier cosa, me puedes escribír y nos hablamos!
    mi mail es: nenadelp@yahoo.es :D
    un besote.

    ah! el libro que estaré subiendo, es la segunda parte :P el primero ya está en el blog y se llama "Goodbye Puerto Locos" para que no quedes perdida. (si tienes interés ;) )
    muaxxxxx
    Nenina

    ResponderEliminar
  5. HOLA
    QUÉ HERMOSO BLOG!!!
    ME ENCANTA TODO ESE MUNDO MÁGICO.
    ME HACE ACORDAR A MI NIÑEZ.
    TE FELICITO POR LA ESTUPENDA IDEA.
    BESOS
    LUJAN
    TE INVITO AL MIO.

    ResponderEliminar
  6. Fiel a mis paseos semanales, me introduzco por tu pequeña ventana de la mañana, en compañía del alba, cual manantial que emana emociones constantes al leer las entradas que dejas para deleitar la sensibilidad posiblemente acurrucada bajo las espigas doradas de la confraternidad...

    Y quedamente te saludo para que este día sea pleno de dicha y sosiego para ti y para todos los que te siguen.

    Un abrazo de magnolias para ti, que al ser contempladas, te devolverán la belleza de un espacio absoluto...

    María del Carmen

    ResponderEliminar
  7. Que preciosidad de leyenda.

    Si es que el amor transforma hasta el vil de los seres.

    Me encantó.

    Besos.

    ~Ade~

    ResponderEliminar

Entradas populares