COMPARTE CONMIGO EL EXTRAORDINARIO MUNDO DE LAS HADAS


 
 

viernes, 11 de marzo de 2011

Vampiros


 

Seguro que algunos se preguntarán qué tiene que ver un vampiro con los seres de la naturaleza. La respuesta es que los vampiros existen también de muchas formas en la naturaleza, entre otras como seres deformes que roban su energía a otros. Existen muchas clases de vampiros:

 

Una especie de vampiro que ha sido creado por otro ser humano y que genera Elementales a través de pensamientos que, a través de repetidas cargas, desarrollan una vida propia.



Las almas de los fallecidos pueden ser vampiros. A veces, debido a adicciones, traumas o miedos pueden estar ligados a la tierra y no pueden abandonar los mundos inferiores. Intentan cubrir su carencia mediante otro individuo que entonces vive lo mismo. Se aferran desesperadamente a ellos y a su energía vital. Se mantienen en esta variación aferrándose por lo general a personas con las que en la vida tenía una intensa relación.




Los vampiros también son una especie de demonios que causan males de los mundos inferiores, que originan una línea de evolución juntos a la de los seres humanos. Pueden servirse de un cuerpo para atacar a personas y animales y chuparles la energía vital, lo que hacen por lo general mediante mordiscos y heridas.

 



Las personas vivas también pueden ser vampiros. Algunos abandonan sus cuerpos por las noches para dirigirse a sus víctimas y robarles la energía vital. Otros se han acostumbrado en la vida cotidiana a extraerle la energía a su prójimo, quejándose continuamente y criticándolo todo. Lo que es común a ambos es que ninguno está en la situación de unirse directamente a la corriente vital.




Seres oscuros que han aceptado un negocio con otras personas son otro tipo de vampiro. Cuidan los defectos y los oscuros, sombríos y peligrosos secretos de las personas y exigen como compensación su energía vital. 




Los Greys, seres del espacio sideral son vampiros extraterrestres que interceptan la energía vital de las personas.




Historias y narraciones sobre seres vampíricos las hay en todas partes del mundo. En nuestras latitudes. Drácula es la clásica personificación de esta especia: con sus colmillos afilados les abre la yugular para extraerles la sangre. La sangre es energía vital. En la sangre está contenida la fuerza y la información sobre el alma.



Por eso los seres demoníacos exigen a menudo, en un pacto con los seres humanos, una firma hecha con sangre. El cuello representa el intercambio entre energías a todos los niveles. Los vampiros se sirven frecuentemente del cuerpo de una persona o adoptan una forma de energía para extraerles la energía vital a sus víctimas.



Igualmente, se les puede percibir bajo la forma de un animal como el murciélago o el hombre lobo o también como nubes oscuras, negras o niebla. Despiden a menudo un olor a moho, desagradable y destacable. El aire en su vecindad puede parecer espeso, con vapor oscuro, gris o mortecino.



Las personas poseídas por un vampiro parecen agotadas y sin fuerzas su vista está cubierta y vacía; su piel pálida parece a veces algo gris y a veces exangüe. Aquella persona que haya tenido un “contacto vampírico” se hiere a menudo intencionadamente y se inflingen pequeñas heridas de las que fluye algo de sangre. No lo olvidemos: nada sucede en la vida de una persona sin que haya por su parte una resonancia, una cuerda, que puede recoger las vibraciones.



Los vampiros, a menudo son invocados de manera inconciente, por ejemplo mediante la ocultación de la propia expresión, de las propias debilidades y del sentimiento de carencia, deseos parciales, ansías insatisfechas y deseos insatisfechos. Hay que andarse con cuidado una pérdida de energía constante o intensa debida a un robo de esa energía puede conducir a la enfermedad e incluso a la muerte.




13 comentarios:

  1. Que malos son!!!
    típico! malvados y sexys:P ajajaja
    no tenía idea de cuantas clases de vampiros "hay" que cosas y que bueno!!! nos das ideas... pero pst que son mías ajajajaja
    un beso enoooorme y ya me voy que o si no mi enana tiene que quedar esperándome en el jardín y sólo pensarlo me parte el corazón :P
    muaxxxx bella!

    como va todo??? cualquier cosa.. ya sabes;D

    ResponderEliminar
  2. En algunas culturas orientales y americanas aborígenes el vampiro es una deidad demoníaca o un dios menor que forma parte del panteón siniestro en sus mitologías.Tradicionalmente se le conoce como un ser maligno que se alimenta de sangre humana....Para mi, un vampiro es aquella persona que se alimenta de la energia de otra.Estamos rodeados de ellos, por la envidía....Me encanta el aire gotico que le has dado con la imagenes...Bonita entrada...BSOS,Rosana

    ResponderEliminar
  3. Joé con los vampiros...yo a los que conocia de verdad son a los de mi gobierno que me chupan los bosillos cada dos por tres...haber si uno de esos vampiros de verdad le quitan la energia a estos que nos mandan y se los llevan un rato a pasear por el infrasuelo...bonita lección, me ha gustado...un besote

    ResponderEliminar
  4. Rosanaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa...esta entrada me ha encantado.Sabes todo lo que me gusta sobre lo oscuro y he disfrutado mucho.
    Millones de besos.

    ResponderEliminar
  5. que miedo he pasado amiga con esto de los vampiros porque siempre me han dado miedo,pero como venia de tu parte y la narracion esta tan bien explicada decidi leer este ports,pero que conste que igual pase miedo jajajjajaja,con esta entrada ahora conoces mi lado flaco amiga jajajja los vampiros!!!!!

    te dejo un fuerte abrazo apretadito y te deseo un magico feliz fin de semana!!!!!

    ResponderEliminar
  6. Rosana:

    No te perdono esto ¿eh?, porque me veo reflejada aunque, en mi caso, mi vampiro se llama "fibromialgia".

    Eso sí, te diré que actúa como un vampiro robando energía, por no mencionar los dolores, claro.

    Besos (sin mordiscos, sin sangre y sin nada raro, jajaja).

    Eres un sol

    ResponderEliminar
  7. UUuauu!! esta podría ser una magnífica introducción para una novela ¿no te parece? Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  8. Buf Rosana, qué miedo, hay q guardarse y mucho se ellos, son auténticos chupócteros. Genialmente explicado. Creo q estamos rodeados de ellos, es cuestión de saber esquivarlos y que no se queden con nada nuestro.
    Un fuerte abrazo. Pasa un feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  9. Me gusta no sabia esto de los vampiros es muy interesante
    un beso

    ResponderEliminar
  10. Amiga que entrada... No sabía mucho de vampiros pero lo que tu has explicado, me ha quedado claro...Devemos de tener cuidadinnn, por si algún vampiro, nos tiene el ojos hechado...
    como siempre interesante todo lo que haces... Gracias por poner esto.. besos de luisa..
    besos y abrazos. ROSANA.. eres un sol de persona...

    ResponderEliminar
  11. Buf, no sabía que las almas de los fallecidos se podían convertir en vampiros....que miedo. jejeje. Me ha gustado el post y las imagenes, los vampiros me apasionan.
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  12. Uuuuyysss...Vade Retro!!
    Pues en verdad, "haberlos haylos".
    Me refiero a los que andan a tu alrededor, siempre lamentándose, criticando a todo y a todos, esperando que otros les solucionen sus problemas, etc....No creo que te den un mordisco en la yugular pero, absorver energía, lo hacen fenomenal!!!
    Hoy me despido con escalofríos!
    Un fuerte y cariñoso abrazo.

    ResponderEliminar
  13. uffff que miedo!! Seres que se niegan a abandonar este mundo y se dedican hacer daño que horror!!

    Lindo lo que compartes...un beso y un abrazo grande amiga querida

    ResponderEliminar

Entradas populares