COMPARTE CONMIGO EL EXTRAORDINARIO MUNDO DE LAS HADAS


 
 

sábado, 30 de octubre de 2010

Halloween o Samhain





Halloween tiene su origen en una festividad céltica conocida como Samhain, deriva del irlandés antiguo y significa fin del verano. En el Samhain se celebra el final de la temporada de cosecha en la cultura celta y era considerada como el " Año Nuevo Celta", que comenzaba con la estación oscura. Los antiguos celtas creían que la línea que une a este mundo con el Otro Mundo se estrechaba con la llegada del Samhain, permitiendo a los espíritus ( tanto benévolos como malévolos ) pasar a través. Los ancestros familiares eran invitados y homenajeados mientras que los espíritus dañinos eran alejados.



Se cree que el uso de trajes y máscaras se debe a la necesidad de ahuyentar a los espíritus malignos. Su propósito era adoptar la apariencia de un espíritu maligno para evitar ser dañado. En Escocia los espíritus fueron suplantados por hombres jóvenes vestidos de blanco con máscaras o la cara pintada de negro. El Samhain también era un momento para hacer balance de los suministros de alimentos y el ganado para prepararse para el invierno. Las hogueras también desempeñaron un papel importante en las festividades.

Todos los otros fuegos se apagaban y en cada hogar se encendía una hoguera en la chimenea. Los huesos de los animales sacrificados se lanzaban a la hoguera. Otra práctica común era la adivinación, que a menudo implicaba el consumo de alimentos y bebidas. Se dice que la noche de Halloween, la puerta que separaba el mundo de los vivos del Más Allá se abría y los espíritus de los difuntos hacian una procesión en los pueblos en los que vívían.


En esa noche los espíritus visitaban las casas de sus familiares, y para que los espíritus no les perturbasen los aldeanos debían poner una vela en la ventana de su casa por cada difunto que hubiese en la familia. Si había una vela en recuerdo de cada difunto los espíritus no molestaban a sus familiares, si no era así los espíritus les perturbaban por la noche y les hacían caer entre terribles pesadillas.



El origen de las famosas calabazas talladas deviene de una leyenda de origen celta (a caballo entre Irlanda y Escocia) sobre Jack "El Tacaño" (Stingy Jack en el original inglés), un granjero que engañaba y mentía a vecinos y amigos. Esta conducta le consiguió toda clase de enemistades pero también una reputación de persona tan malvada que rivalizaría con el mismísimo Satanás. En 1840 esta festividad llega a Estados Unidos, donde queda fuertemente arraigada. Los inmigrantes irlandeses transmitieron versiones de la tradición durante la Gran hambruna irlandesa.



Sin embargo, la fiesta no comenzó a celebrarse masivamente hasta 1921. Ese año se celebró el primer desfile de Halloween en Minnesota y luego le siguieron otros estados. La fiesta adquirió una progresiva popularidad en las siguientes décadas. En la actualidad, los niños se disfrazan para la ocasión y pasean por las calles pidiendo dulces de puerta en puerta. Después de llamar a la puerta los niños pronuncian la frase "truco o trato", "dulce o truco" o "dulce o travesura" (proveniente de la expresión inglesa trick or treat).




Si los adultos les dan caramelos, dinero o cualquier otro tipo de recompensa, se interpreta que han aceptado el trato. Si por el contrario se niegan, los chicos les gastarán una pequeña broma, siendo la más común arrojar huevos o espuma de afeitar contra la puerta. El recorrido infantil en busca de golosinas probablemente enlace con la tradición neerlandesa de la Fiesta de San Martín. Halloween o Noche de Brujas es una fiesta que se celebra principalmente en Estados Unidos en la noche del 31 de octubre.








lunes, 25 de octubre de 2010

Animales Encantados Por Las Hadas




En otros tiempos se creía que los animales eran maestros, guardianes y almas compañeras de la humanidad. En las tradiciones chamánicas un animal puede ser un tótem o emblema unificador, o un “animal de poder”, que actúa como una línea de acceso directo a una determinada energía. Los animales suelen ser honestos y sinceros entre sí. Por tanto, no es de extrañar que las hadas amen a muchos animales y adquieran su aspecto de vez en cuando.



Las brujas familiares son una potente conexión con el mundo del espíritu. Una de las familiares favoritas es el gato, muy vinculado a las hadas; de hecho, según el folclore irlandés y europeo, tal vez se trate de un hada transformada. Los gatos sin rabo de a isla de Man fueron criados por las hadas; el hada Rey-Gato es un gato común durante el día, pero pasa la noche en procesión vengándose de cualquiera que le haya injuriado.



En épocas de persecución, los gatos han sufrido muchas veces junto a sus dueños. Es un animal que desde la antigüedad se le ha otorgado poderes místicos y mágicos en diferentes culturas. Y en todos los tiempos reconocen que los gatos incluso pueden predecir la muerte.
Las hadas tienen una especial afinidad por las vacas, posiblemente porque estas criaturas ofrecen su leche generosamente y están muy relacionadas con la Diosa Madre. Se creía que las hadas robaban la leche a las vacas, desde la distancia o mamando con aspecto de liebre o erizo. Las hadas que hacen estas cosas extraen fuerza vital de la vaca, no de la leche.



El venado era un animal sagrado para los celtas. Es una de las formas del Dios Cornudo, que encarna el vínculo sagrado entre el cazador y el cazado, que protege a las criaturas salvajes del bosque y, simultáneamente, las selecciona para la caza. El Dios Cornudo fue degradado a demonio cuando los viejos dioses paganos fueron demonizados por el cristianismo. Sin embargo, no es nada diabólico, sino más bien el Hada Rey bajo uno de sus disfraces más asombrosos.



Las hadas hembras suelen adquirir el aspecto de un ciervo rojo; los cazadores normalmente les disgustan, y pueden lanzarles disparos de elfos en forma de pequeñas puntas de flecha de sílex.Las hadas también se pueden convertir en cabras, y pueden tener patas o pezuñas de cabra.



El Dios griego Pan era mitad hombre, mitad cabra, simbolizando que todos poseemos instintos y sabiduría en nuestro interior. Pan y la cabra también han sido demonizados y en el folclore inglés se cree que una cabra puede hacerse invisible durante 24 horas, pues debe pagar su tributo al demonio o a las hadas.



Se cree que los caballos pueden galopar entre los dos Mundos, llevando al jinete al País Encantado. Las hadas adoran a estas criaturas sutiles y graciosas. Las gentes de Sidle tienen caballos mágicos en las colinas de Hollow, hechos de fuego y veloces como el viento. Las hadas acuáticas escocesas, o Kelpies, suelen aparecer con aspecto de caballos grises, seres malvados que pueden lanzar a un viajero de cabeza para dejarle morir rápidamente en una tumba acuática.



Los perros encantados guían a los humanos al Ultramundo, y pueden ser amables o malvados. En Inglaterra existen muchas historias de visiones de perros negros llevando malos presagios. De hecho el perro negro, puede simbolizar la depresión, mostrándonos un reconocimiento inconsciente de los poderes de estas apariciones. Otros perros encantados son blancos o verdes con orejas rojas.


Muchas leyendas hablan de un grupo de espectrales perros de caza que aparecen ante las almas de los muertos en la Cacería Salvaje es una de las cabalgatas más espeluznantes, encabezada por el señor del Ultramundo. Gwyn ap Nudd, que dirige las almas de los muertos a un montón de demonios hacia los mundo subterráneos. Se cuenta que Gwyn ap Nupp mora junto a Glastonbury Tor, en el sur de Inglaterra. En la década de 1940 se oyó la Cacería Salvaje no lejos de Taunton, en Halloween.


Muchos pájaros tienen alguna relación con las hadas. Los cucos son los heraldos de la primavera y regresan a los montes encantados en invierno. Las lechuzas están vinculadas con las hadas oscuras, como Gywn ap Nupp, que monta sobre el Perro Salvaje para reunir almas en su reino. Los cuervos protegen los tesoros encantados, y la Diosa de la Muerte.




Es un ave de mal agüelo o mala suerte, se dice que era el mensajero de los dioses, recorre el cielo y la tierra para saber lo que ocurre, y le cuenta a los dioses lo que pasa en el mundo.  Si lo oyes graznar significa muerte y si vuela alrededor de tu casa también es un mal augurio. Morrigan, adquirió ese aspecto. Las hadas y los humanos encantados adquieren el aspecto de cisnes.



Las hadas también pueden adquirir el aspecto de sapos, y hay muchas historias de humanos convertidos en sapos como castigo por haber cometido diversas transgresiones. Las hadas que guardan los pozos pueden tomar el aspecto de sapos, que eran sagrados para los celtas, pues iban asociados a la sanación.
Para obtener una bendición de las hadas no necesitas besar a un sapo. Simplemente demuestra respeto y amor por el mundo natural en todas sus manifestaciones, (incluso las que puedan parecer feas), y las hadas te recompensaran.




miércoles, 20 de octubre de 2010

Jardín de las Hadas




Las hadas en el jardín no dejan de bailar, porque se sienten en su país el que las ha visto nacer, crecer y ser mujer. Es lo más divino del mundo para ellas, es su paraje celestial, donde se encuentran bien y hasta pueden soñar.



Las hadas hacen que las flores crezcan en libertad, con la suavidad y la fragancia todo natural, las cuidan, las miman, les dan los dones del amor, ponen colores diversos, para que luzcan con más esplendor.



Con su saber hacer, el bienestar, las flores primorosas no dejan de suspirar, contentas se sienten con el dulce cantar de las hadas, así hacen que se sientan felices y alegres de ser parte de la tierra.



La naturaleza las toma y las mueve en un sentido u otro, para que se sientan siempre en casa, hay que hacer creer que están en su hábitat. Las hadas complacientes las tocan, les hablan, hasta mueven sus pétalos, hojas y ramas, al compás de sus cantares.



Se sienten tan encantadas, hermosas y lindas en su tierra soñada, donde el ser humano no pisa, ni rompe, ni estropea nada. Así son felices de sentir el aire, el agua, el Sol, hasta la Luna encantada, cuando ellas duermen, la Luna las ilumina para observarlas.



Las hadas es cuando salen de sus sitios de trabajo, ya ha llegado su merecido descanso y se escapan por el prado, el campo, el bosque o la montaña, para dar un paseo, meditar, cantar o bailar, que más da.


En los ríos o lagos, mueven sus aguas, se bañan alegres, tienen que preparar sus jardines, pues ellas se encargan que sean lindos, hermosos y esplendorosos, para dar vida a la vida, encanto a su entorno.


Para que los pájaros y seres encantados por ellas, se sientan a gusto, en su descanso y vuelvan pronto pues ellas quieren que luzcan siempre lindos.



Las hadas son muy buenas, tienen dones mágicos para hacer que todo resulte más fantástico, las ilusiones vuelan por todo el entorno, el paraje se despliega, las hadas vuelven a su sitio o cometido, porque son las encargadas de que todo el jardín esté precioso.



Pintan sus hojas de diversos verdes y tonalidades, pintan sus pétalos de colores pasteles y diversos, sus ramas o troncos de marrones, claros o oscuros, que den ese encanto al paisaje más hermoso.


Respirar el aire en los jardines de las hadas, es llenar los pulmones de esencias de vida, es sentir que renaces en un instante, la inspiración te viene al momento, si te sientes triste, ahora te sientes alegre, si duermes sueñas cosas bonitas, y si quieres que las hadas te hablen, sólo tienes que sentirlas en tu mente y corazón. Porque ellas son tus amigas.





© 2010 Rosana Martí





sábado, 16 de octubre de 2010

La Música de las Hadas



Las hadas adoran la música, pues contiene vibración y armonía, que son la esencia de la creación, y unifica todos los niveles del ser. También puede cambiar de niveles de consciencia, y ésta es una de las razones por las que los encuentros con hadas suelen comenzar al oír sus melodías. Las sirenas están vinculadas a unas voces tan encantadoras, que atraen a los marineros y vagabundos costeros hacia la muerte. Sin embargo, las sirenas están conectadas con el inconsciente y los sentimientos, y si las respetamos probablemente nos aporten más inspiración que peligro.



Los que poseen dones musicales reciben el favor de las hadas, que tal vez intenten llevárselos a su reino por arte de magia para poder deleitarse. Tomás el Rimador, fue secuestrado por la Hada Reina porque era un buen músico y poeta. Su nombre verdadero era Thomas Rymour de Erceldoune y también fue conocido como “Tomas el Honesto”. Vivió en la Escocia del siglo XIII, aunque su historia fue real, ha sido embellecida. Nos ha llegado en dos poemas en primer lugar el “Romance” que fue escrito en el siglo de su muerte, tal vez por él, en segundo lugar, la “Balada”, que fue escrita en el siglo XIX  e incorpora más ficción.


Está última cuenta que Sir Thomas se enamoró de la Reina de Inglaterra y experimento su parte oscura y terrible, así como su ser sensual y mágico. La Reina se llevó a Thomas a la tierra de las hadas y no le liberó hasta llegado el momento de ofrecer al demonio el tributo que se le hacia cada siete años, entonces temió que Thomas fuera el elegido. Thomas fue reincorporado al mundo de los hombres con el don de la “visión” y una lengua incapaz de mentir.



Se hizo famoso por toda Escocia, pero su corazón permaneció en el reino de las hadas. Un día en que estaba de fiesta con sus amigos, corrió la voz de que una pareja de cuervos iba por la calle. Thomas se levantó, siguió a los animales hasta el bosque y nadie volvió a verle jamás. Sin embargo aquellas personas que viajen al Reino de las Hadas en estados meditativos tal vez se encuentren con Thomas actuando como mentor en los planos sutiles.



Los músicos que oyen la música de las hadas están especialmente inspirados. De origen de ciertas piezas musicales ha sido atribuido a las hadas, como el “Aria de Londonderry” y “La danza de las hadas de Escocia”.
El anticuario inglés John Aubrey, que vivió entre el 1626 y 1697 cerca de Chippenham, en Wiltshire, contaba que en el año 1633, se vio atormentado por las hadas, a las que se había encontrado danzando en círculos en las Downs. Estaban cantando y tatareando y haciendo todo tipo de ruidos extraños.



Un poder sobrenatural lo mantuvo anclado en el sitio hasta que las hadas lo vieron, y entonces se cayó al suelo, sobre el cual le pellizcaron hasta dejarlo inconsciente, permaneciendo en la hierba hasta el día siguiente.
Aquellos que visitaron a las hadas en el siglo XVII, contaban que el lenguaje de las hadas era confuso e incompresible, en contraste con relatos anteriores como el de Thomas, en el que se las podía entender.




La dificultad para entender a las hadas procede de nuestra mente conciente “racional”, que se pone en medio, pues muchas hadas hablan sin palabras, directas al corazón y al alma. Otra utilizaban el lenguaje de la tierra a la que estén vinculadas, pues se encuentran en lo profundo de su ser.
Cuando estés paseando por un lugar salvaje de la naturaleza, mantén los oídos atentos a la música encantadora de las hadas y podrás captarlas en la brisa.

  

miércoles, 13 de octubre de 2010

La Reina de Las Nieves



Érase una vez un muchacho llamado Kay y una muchacha llamada Gerda, eran vecinos puerta con puerta desde la infancia. Eran muy buenos amigos y jugaban siempre juntos. En verano hacían guirnaldas de margaritas y retozaban en los bosques, y en invierno observaban el vuelo de la nieve desde el calor de sus cabañas. Kay equiparaba la nieve a abejas blancas, y creía que tenía que haber una Abeja Reina.




Un día salió a la puerta durante una ventisca, y un enorme copo de nieve le cayó en la mano, convirtiéndose después en una hermosa mujercita que creció hasta hacerse más alta que él. Vestía pieles blancas, su rostro era pálido como la Luna y sus ojos, azul hielo. Le sonrió, le tocó el corazón con una mano muy fría, y desapareció.



Tras esto, Kay no volvió a ser el mismo. Se burlaba de Gerda, pisoteaba las flores y daba patadas a los animales de la granja. Llegó la primavera y después el verano, pero Gerda no reconocía al muchacho con el que había sido tan feliz un vez. Cuando retornó el invierno, Kay parecía preocupado. Examinaba los cielos del norte buscando la nieve, y se construyó un sólido trineo. Finalmente llegó la nieve y Kay acudió a la plaza del mercado. Allí fue recogido por un carruaje lleno de perlas en el que viajaba una mujer alta vestida con pieles blancas y desapareció para siempre.



A Gerda se le rompió el corazón. Preguntó a todos los muchachos, pero ninguno pudo ayudarla. Preguntó incluso a los animales y a las plantas, pero ellos tampoco pudieron darle pista alguna. Finalmente comprendió que si quería volver a ver a Kay, tendría que abandonar su casa en dirección a tierras heladas del norte. Gerda inició un largo y azaroso viaje, y se enfrentó a animales peligrosos y a ladrones asesinos; aunque Kay hubiese sido cruel con ella, su corazón rebosaba de amor hacia él y no podía soportar la idea de que estuviese solo y frío.



Kay estaba en los dominios de la Reina de las Nieves, evidentemente, pues era ella la que le había secuestrado en la plaza del mercado, Kay estaba azul de frío, y cada vez que la Reina de las Nieves le besaba se ponía aun más azul. El palacio de la Reina de las Nieves estaba hecho de montones de nieve, con vestíbulos vacíos que se extendían durante millas, alumbrados por el fuego frío de las luces del norte. Kay se dedicaba a hacer rompecabezas con trozos de nieve, en ese momento, hacer eso tenía mucho sentido. Encajar el hielo era muy importante para él y estaba decidido a conseguirlo.



La Reina de las Nieves abandonó su trono de hielo, le dijo a Kay que tenía que salir volando a llevar la nieve a los lugares del sur, y partió en una helada espiral. Poco tiempo después, Gerda encontró el palacio con Kay dentro. Corrió hacia él llena de lágrimas de alegría y lo abrazó. Sus lágrimas le calentaron la piel helada y le derritieron el corazón, y Kay puedo ver así que su rompecabezas de pedazos de hielo no tenía sentido. Los jóvenes se pusieron muy contentos y huyeron juntos del palacio para no regresar jamás.







Entradas populares